Seguidores de Killo y Pisha

sábado, 28 de enero de 2012

III

EL CARRI BICI



Por lo visto, había que gastar dinero y como no sabían en qué, pensaron en un carril bici para la ciudad. ¡Todas las calles con carril bici! Y pasó lo que tenía que pasar, dinero tirado a la basura. Carril bici que al llegar a un cruce se corta y continúa una vez pasado éste, pero ¿qué hace el ciclista en ese tramo que no hay carril bici y sí coches por todos lados? Otra chapuza más de nuestro querido Ayuntamiento, y van…

—¡Eh!

—¡Ah!

—Qué, Pisha…

—Na, Killo, aquí vengo de la residencia .

—Ta pasao algo, compare, con esa cara catre me entran ganas de comprarte un quitajambre y tó —le dice preocupado.

—Tengo una fatiguita mu mala, to’l cuerpo disgustao, compare —se muestra quejoso y dolorido ante su amigo.

—Cagondié, Pisha, ¿y esa mano enyesá? No me diga que ta mordió tu Jasky San Severiano? Con la cara de mala leche que tiene no me extraña, mira que te lo he dicho veces que ese perro era un peligro.

—Compare, es un Husky Siberiano y no ma hecho ná, asín que deja al perro tranquilo.

—Po yo te veo to descuajaringao.

—Dio vieja, toda la vida en bici y nunca me pasó ná de ná, y la primera vez que voy por el puto carri bici, me pego la hostia. ¡Quién carajo le mandaría al Alcalde poner un carri bici en la Isla!

—Te quiyapuí. —No se cree nada de lo que le cuenta.

—Qué si, Killo. Yo te digo mi verdad, me fui pa la pintura verde con mucha jindama, pendiente de tó, porque es una hartá complicado no salirte de lo verde —con el cuerpo hace los movimientos como si estuviera subido en la bici.

—Compare que eres mu esagerao, que se va de puta mare, aaaaro, te habrá puesto a saludar a la gente con una mano, con lo cumplío que tu eres no me extrañaría na.

—Eso no te lo crees tú ni muerto hambre. Mira Pisha, el carri es p’arriba y p’abajo, osea, la mitad de la mitad —señala con sus manos lo estrecho que se queda—. Tiene que ir por to el centro, porque si te va pa un lado te come al que viene de frente y si te va pal’otro, te sale a la carretera. Imagínate, Pisha, con los sudores y las cagaleras, ¡qué jindama compare! Ahora, to’l tiempo sin salirme del centro.

—Y el yeso te lo han dao como premio al mejón conductor, ¿acomosí?

—¡Qué no, carajo! Escucha, yo to entusiasmado porque iba de puta mare, sin dejar de mirar la linea blanca del centro, cuando de pronto desapareció el color verde, compare, hasta las trancas, porque yo no me había salió de la linea y el color verde tampoco estaba por ningún lado.

—Esoes un fenómeno anormal, llama al Ike, que ese gachó la encuentra seguro.

—Joé compare, voy a llamar al portero del Madrid pa esta chorrá, que tendrá que ver el furbo con tó esto. La única verdad es que dos metros detrá había color verde, dos metros delante también, pero donde estaba yo, ná de ná.

—Al Ike Jímene, carajote, el de los programas anormales de la televisión.

—Me cago en tó tú muerto tó, compare. Cachondeito conmigo ni mijita —se muestra cabreado— que tó esto es mu serio.

—Venga killo, que ese de muerto también sabe una jartá —Pisha se parte de la risa.

—Qué quemasangre ere comapre ¿por qué disfruta con mi desgracia?

—Fueraparte , Killo, ¿qué pasó con lo verde?

—Joé Pisha, po aún me lo pregunto yo, solo sé que desapareció de pronto y que cuando me di cuenta tenía coche por un lao, coche por el otro lao, coche delante y coche detrá. Claro, po yo, viendo lo que veía, me paré porque me había cagao por las patas abajo.

—Compare, que trabajito te está costando… que historia má larga Killo, termina que tengo má jambre que’l perro de un ciego. ¡Tiene o no tiene fin esta historia?

—¡Quésicarajo! ¿Eres tontolaba? ¿Po no ve el yeso de la mano y mi ojo a la virulé? Un coche por detrá me endiñó una hostia que me puso mirando pa la Carraca . Cuando abrí los ojos solo vi a la Choco y a mi cuñao, los dos llorando, vamos, que pensé que me había matao y tó.

—Yo me despierto con esas dos caras a mi lado y me muero del susto.

—Lloraban de alegría, ya querían poner mi casa en venta.

—¿Te hicieron la prueba delalcó? Porque tú eres capaz de romper el cacharrito solo con el olor, ¿cuántos pelotaso llevaba encima?

—No Pisha, el municipá me conocía de chiquitito y ná de ná, pero iba calentito.

—Menos mal que ha sido el susto Killo, y ná má, pero la próxima batallita me la cuenta en cá Naca, que me da tiempo a zamparme unos fideos con caballa y hacer la digestión y tó.

—Vete al carajo Pisha, que me esperan pa comer.

—Te quiyapuí.


--------------------------------------------------------------------------------------------------

Residencia: Hospital Puerta del Mar, de Cádiz. También se le conoce como Zamacola o residencia.


Quitajambre: Es un dulce, tipo cuña, pero de gran tamaño.

Fueraparte: Expresión que se utiliza para darle un giro a la conversación. Para cambiar de tema


La Carraca: Arsenal de La Carraca. Lugar militar de San Fernando.

Cá: La casa de uno o de alguien. También se denomina así la cal para encalar.


Fideos con caballas: Plato típico de San Fernando

Vete al carajo: Como insulto en una bronca, o como expresión cotidiana en la conversación entre amigos.



4 comentarios:

  1. Tan divertido como ingenioso, refleja toda la chispa gaditana ¡Enhorabuena!
    Ya te echábamos de menos, me alegro que retomes el blog.
    Saludos.
    Mari carmen

    ResponderEliminar
  2. Pobre Killo y su accidente de bici, mira que se le cortara el carril jajajaa Y el puntazo del Iker, jaja muy bueno, menos mal que le ha aclarado eso del futbol, que si no.... Bueno, que sepas que me he tenido que leer la palabra "detalco" un par de veces, hasta que he comprendido que era "delalcó" y se refería a: del alcohol jajajaja vaya tela de personajes, me meo. Bueno, que me da penita no tener mas dosis, pero en cuanto pongas mas me vengo como las balas, y si no, me avisas.
    Un besazo corazón y hasta la proxima, te quiyapuí.

    ResponderEliminar
  3. Con todo el humor de andaluz..Enhorabuena.

    un fuerte abrazo


    fus

    ResponderEliminar
  4. Qué real es esta historia. Noniná ... jajajaj
    Parece que los escucho mientras los leo. Qué auténticos.

    ResponderEliminar

Deja aqui tu comentario