Seguidores de Killo y Pisha

sábado, 28 de enero de 2012

Corría el año 2012 de la era de Jesucristo, en la tranquila y soleada Real Isla de León, Villa con anterioridad y ciudad de San Fernando en la actualidad, cuando se iniciaron una serie de encuentros entre dos amigos, Killo y Pisha, y que a continuación vamos a relatar.


Killo nació en el barrio del Zaporito, desde pequeño trabajó con su padre transportando sal en un candray hasta que tuvo la suerte de entrar como peón en la Empresa Nacional Bazán, objetivo prioritario para cualquier cañailla a finales del siglo XX.

Con sobrepeso por su poca actividad física, su afición favorita era la semana santa isleña, al margen de la barra de la Gran Vía con una cerveza entre sus manos.

Aprovechó una de las reconversiones de la Empresa para prejubilarse por sordo antes de cumplir los cuarentas, y entre la paga que le quedó y las chapuzas que se buscaba, su situación se podría clasificar como desahogada.

Pisha, nacido en el barrio de las Callejuelas, que desemboca en el barrio del Zaporito, lugar en donde se conocieron estos amigos desde muy temprana edad.

Este barrio se caracterizó por vivir de la pesca y por ser punto de unión de muchas familias de raza gitana. El cante y el baile era algo habitual, junto a las reuniones en los patios de vecinos. En él nacieron grandes figuras del flamenco, como son el Chato y el Camarón de la Isla.

Cañailla de pura cepa, no se le conoce profesión estable, aunque entiende de todo y se apaña con cualquier chapuza.



1 comentario:

  1. Jejejeje, que chulada saber sobre sus biografías, esto promete nene, y que gandulotes que son los mendas, pobres mios, así se pasan la vida de charlas trascendentales y critiqueos jajaja Muy chula esta introducción a sus vidas, además me acabo de enterar que el pobre de Killo esta sordete, que no lo sabía. Guay guay esto pinta genial :D

    ResponderEliminar

Deja aqui tu comentario